Influencers de Moda

LOS HATERS, TU LUCHA EXTERNA. NO TE AGOTES.

Ya hemos mencionado en otros post que los influencers han sido la renovación y los nuevos aires hacia la prescripción de los productos. Si antes los reyes en este marco eran las celebridades y las estrellas de las películas, ahora son estos chicos y chicas salidas como de la nada los nuevos retos a combatir. Y sí, digo a combatir porque parece que dentro de este sector, que la figura se profesionalice y pueda uno hacerse un hueco o vivir de ello, que es por lo que en esta plataforma se lucha, no gusta a todos por igual.

 

Para triunfar en la vida y en este mundillo, hace falta SUERTE. No vamos a negar que estar en el lugar adecuado en el momento preciso, ayuda bastante, y savoir faire. Las dinámicas y logaritmos para obtener más followers, likes, no son predecibles como si de las matemáticas se tratasen (En otro post, os hablaremos de cómo incrementarlos, pero la fórmula mágica no existe a día de hoy). El obsequio de la atención necesaria por la red es el reto a conquistar.

 

Y por ello, los haters se han convertido en el dolor de cabeza descomunal de muchos influencers. Ya no vale simplemente con ser creativo y tener una presencia continua en las redes, ni te adoran si pasas horas y horas produciendo e intentando mostrar un contenido de calidad para ofrecer a tu audiencia, sino que también debes aprender a  BLINDARTE para que emocionalmente no te hundas cuando te realicen un ataque.

 

En primer lugar, hemos de distinguir lo que es una crítica, mejor si es constructiva, que te ayudará a mejorar, observar tus fallos y entra dentro del límite de la libertad de expresión puesto que no podemos gustar a todo el mundo y la frustración que te produce has de aprender a gestionarla de lo que es un ataque y el disfrute de hacer daño por hacerlo,  porque un hater no es otra cosa que alguien que se dedica a odiar y lo hace de forma profesional.

 

Su objetivo es insultar,  y son individuos provocadores, desconfiados y muchas veces agresivos que utilizan la burla, la ironía, el sarcasmo, el desprecio para hacer la gracia del momento. Son muy activos en las redes y creen que están en poder de la verdad absoluta, no dan tregua a pisotear lo bueno o lo malo de alguien y sinceramente en mi opinión carecen de moral. Su opinión es ley.

 

El termino nace en Youtube y eran usuarios que se dedicaban a boicoter un producto, marca o prescriptor.

 

 

Si tienes una empresa o una marca, y quieres esquivarlos, las opiniones personales deben dejarse a la mínima expresión, debes compartir solo cosas que de verdad vayan con tu linea de trabajo y  utilizar solamente fuentes fiables.

 

Ellos sólo buscan que su mensaje sea de difusión fácil. Si tu les cortas los hilos de la araña que ellos quieren extender, les cortas sus alas. Si puedes intenta no entrar en la provocación, porque buscan ser mediáticos. Un haters no es un cliente insatisfecho. Busca de dónde viene la fuente de la discordia y que dicen esos comentarios negativos, haz una investigación y un análisis antes de actuar y si tienes que rectificar, hazlo, pero antes infórmate.

 

Si tu muestras tu vida privada, es lógico que produzca interacción pero siempre desde el respeto y la educación como base. No cruces la línea porque ellos lo hagan y no consientas que ciertos mediadores de web consientan ese comportamiento por tener audiencia. Sé critico y tajante en esto. Si te eliminan de una plataforma por esto, piénsate dos veces si merecía la pena estar en ella. Pon tu mismo tus propias barreras, porque estás en tu derecho.

 

La mayoría de las influencers más exitosas del panorama, han sido acosadas. Vosotros, influencers, al exponeros continuamente sois carne de cañón y unas víctimas perfectas. Alexandra Pereira, Melinia Capitan son ejemplo de ello y han denunciado públicamente el acoso. No consientas que la presión constante a la que eres sometida, te aleje de tu meta porque que alguien utilice el anonimato para amenazar no es consentible.

 

A nadie debería catalogarse de  estúpida, mamarracha, ni patética ni superficial por tener pasión por hacer algo que le gusta. La opción mas aconsejable para nosotros, es contestarles como si se tratara de otro seguidor cualquiera. Puedes bloquear si lo deseas, pero más efectivo será no borrar, no discutir y no seguirles el juego y hacer que crezca su popularidad.

 

Elijas la opción que elijas, piensa siempre por y para ti.

 

Si quieres conocer todos los entresijos para ser un influencer total solo tienes que inscribirte en nuestro curso. Te encantará. GARANTIZADO. Entrar curso